Skip to main content

16

Ene 2018

3 formas innovadoras de utilizar Realidad Virtual (VR) en elearning

Entradas de blog

Carlos Flores

Carlos Flores

Solutions Consultant - Kineo México

Todos sabemos que la realidad virtual está cambiando la educación y la capacitación corporativa, pero ¿cómo? ¿cuáles son sus aplicaciones en la actualidad? En este artículo, analizaremos 3 formas de utilizar VR para crear experiencias de aprendizaje inmersivas.

Veamos algunas formas de utilizar VR en elearning

La Realidad Virtual (VR) es una palabra de moda, popular en la industria L&D en este momento, y por buenas razones. A medida que los visores VR se vuelven más asequibles, cómodos y potentes, tiene cada vez más sentido implementar soluciones de realidad virtual. Aquí hay 3 formas de utilizar VR para facilitar el aprendizaje en el aula, la sala de reuniones o la sala de estar:
 

1. Escenificación

Esta palabra se utiliza en general para referirse a la práctica de transformar el contenido de aprendizaje en escenarios. Afortunadamente, con el advenimiento de la realidad virtual, tenemos el potencial de escenificar las experiencias de aprendizaje digitales como nunca antes. Estas soluciones brillan cuando es necesario un alto grado de inmersión, pero es poco práctico o imposible simular la experiencia en la vida real.

Por ejemplo, imagina a un aprendiz de bombero entrando en un entorno de realidad virtual en el que debe conducir un camión de bomberos a un edificio en llamas. Una vez allí, se entera de que hay una persona adentro. El usuario puede poner en práctica lo que aprendió, donde no hay consecuencias reales derivadas de su desempeño. Este entorno de bajo riesgo permite al bombero tomar decisiones, recibir comentarios y aprender de cualquier error.

Implementaciones como estas ya se están popularizando en las capacitaciones policiales. En una instalación en Nueva Jersey, los oficiales de policía están inmersos en situaciones que encontrarán en el campo, "desde incidentes de violencia doméstica hasta situaciones de disparos activos". Si bien el entrenamiento en esta instalación se ofrece en pantallas grandes, los visores VR prometen bloquear aún más las distracciones y sumergir al usuario.

También puedes imaginar tener un debate virtual en un escenario frente a una audiencia de 20 mil personas para mejorar tus habilidades de hablar en público, o incluso realizar una caminata en la Estación Espacial Internacional. Cuando simular la experiencia en la vida real sería demasiado costoso, o cuando los posibles errores podrían ser catastróficos, la VR es una solución atractiva y valiosa.


2. Excursiones virtuales

Con esto me refiero a cualquier tipo de viaje de campo virtual a través del espacio o el tiempo. Así es, tiempo. VR permite sentarse en el Coliseo a la altura del Imperio Romano, caminar por las calles del Londres victoriano o incluso ver cómo se construyen las pirámides en el Antiguo Egipto. Estas experiencias virtuales contextualizan los períodos de la historia de los estudiantes mucho mejor que cualquier conferencia o video, y sería una experiencia muy diferente leer una novela de Charles Dickens después de experimentar la inmundicia y la grandeza del Londres del siglo XIX a través de sus propios ojos.

Naturalmente, estas experiencias serían muy intensivas en códigos y gráficos, y requerirían muchas horas-hombre para crearlas. Sin embargo, a medida que la tecnología mejora, experiencias como estas se vuelven cada vez más prácticas.

Llevar excursiones digitales a lugares reales y actuales es mucho más rentable, ya que el entorno se puede grabar usando cámaras de 360 ​​grados. Esto tiene una particular promesa para los museos, ya que los estudiantes en algunos lugares pueden estar excluidos del acceso físico a ellos. El Smithsonian es uno de los primeros en ofrecer recorridos virtuales de sus colecciones, y aunque un recorrido de realidad virtual no sea lo mismo que pasear por un museo en persona, la experiencia es infinitamente más inmersiva que leer una página web y mirar una foto.

Google también está ofreciendo "expediciones" virtuales a estudiantes de todo el mundo. Esto les permite a los usuarios explorar los arrecifes de coral, los parques nacionales o incluso la "superficie de Marte" desde la comodidad de sus hogares o aulas. Ver esta iniciativa de una empresa tan grande es prometedor para el futuro de la realidad virtual en la educación.


3. Aulas de realidad virtual

Finalmente, las aulas de realidad virtual cambian el panorama de la educación a distancia. En lugar de discutir el contenido del curso en paneles de discusión asincrónicos o recibir correos electrónicos en blanco y negro de un instructor, la clase puede reunirse en un espacio virtual capaz de cambiar en cualquier momento.

Por ejemplo, cuando comienza la clase, los estudiantes pueden ponerse sus visores VR y conectarse al aula virtual de su profesor. En este espacio virtual, los estudiantes usarían representaciones fotorrealistas de ellos mismos, avatares predeterminados generados por computadora, o, si el programa lo permite, podrían cambiar sus avatares para adaptarlos a sus personalidades.

La mejor parte del aula de realidad virtual es que no está limitado por el espacio físico; se puede codificar para que tenga 4 paredes blancas con una distracción mínima, o se puede codificar con objetos tridimensionales para reflejar las aulas que vemos en la escuela de hoy. De todos modos, cuando llega el momento de que los estudiantes den presentaciones, el maestro puede instituir un escenario elevado en la parte delantera de la sala.

En este punto, las aulas de realidad virtual pueden no parecer verdaderamente revolucionarias. Son solo aulas regulares, pero virtuales, ¿verdad? Incorrecto. En el espacio virtual, los profesores pueden traer objetos digitales o representaciones para mejorar sus lecciones. Al dar una lección sobre anatomía, el maestro puede engendrar un esqueleto humano y resaltar los diferentes huesos y músculos a medida que se discuten (similar a la experiencia anunciada por Hololens de Microsoft). Al hablar sobre el reino animal, el maestro puede generar una ballena azul justo fuera del aula para que los estudiantes puedan tener una idea de su escala. Las oportunidades para esto son infinitas y le dan al aula virtual aún más potencial para resultados de aprendizaje positivos que lo que lo haría una clase física.


Poniendo todo junto

Aunque presentamos estos tres métodos como categorías distintas, definitivamente es posible difuminar las líneas y crear experiencias virtuales más complejas. ¿Necesitas enseñar esa lección de Charles Dickens con tus alumnos a distancia? Imagínate comenzar la clase en una Plaza de Trafalgar vacía del siglo XIX para informar a los alumnos de la experiencia. Desde allí, paseas a los estudiantes por Londres hasta la casa de Charles Dickens, donde él sale a saludarte. Dickens procede a invitarlos a todos adentro y les pide ayuda para escribir el siguiente párrafo de su novela, que es donde los estudiantes pueden practicar y entender el inglés victoriano. Y ahí lo tienen: un aula virtual, excursión digital, y una lección de escenarios, todo en una tarde.

Estas experiencias solo están limitadas por el presupuesto, la imaginación y la capacidad técnica. Si bien algunos de ellos pueden parecer exagerados hoy en día, con el rápido avance tecnológico están cada vez más cerca. Debemos pensar en lo que es posible ahora, para que a medida que la tecnología avance podamos aprovecharla para crear experiencias de aprendizaje que cambien la vida de las personas. 

Si quieres seguir hablando sobre formas de aplicar VR en capacitaciones, contáctanos aquí, o déjanos tu comentario debajo.

Carlos Flores

Carlos Flores

Solutions Consultant - Kineo México

Carlos es Solutions Consultant de Kineo México. Luego de una carrera de diez años en Marketing & Desarrollo de Negocios en Grupo Bimbo, ha pasado los últimos seis años ayudando a clientes y organizaciones personalizando soluciones digitales desde un enfoque consultivo. Su amplia experiencia en consultoría de operaciones, marketing, investigación, aprendizaje y tecnología le permite proyectar y dirigir proyectos, mejorar procesos y comprender la perspectiva de nuestros clientes.


Insights relacionados