Skip to main content

07

Sep 2018

8 tips para crear la mejor experiencia de usuario en tus cursos elearning

Entradas de blog

Ignacio Hermández

Ignacio Hermández

Estratega de Marketing Digital

Todo el mundo sabe que el compromiso del usuario es importante, pero hay más en la motivación de lo que parece. Lograr que se involucren con nuestras capacitaciones online requiere algo más que ser creativos. Necesitamos comprender cuáles son los motores que los impulsan. Descubre por qué es importante vincular la motivación intrínseca y extrínseca en el aprendizaje online.

¿Cuáles son las diferencias entre motivación intrínseca y extrínseca en elearning?

 

Los profesionales de Capacitación y Desarrollo generalmente tienen la misma misión: ayudar a sus usuarios a adquirir las habilidades y formar los hábitos que benefician a la organización. Durante años se ha debatido sobre la forma más eficiente de impartir una capacitación y garantizar que los usuarios retengan el contenido.

Todos estaremos de acuerdo en que no existe un método de entrega que pueda tener un impacto verdadero si no involucra al usuario.

Ya sea que opten por capacitación online o una capacitación tradicional en el aula, los gerentes de capacitación buscan soluciones que puedan asegurar el compromiso del usuario a largo plazo. El problema es que esto ha demostrado ser un objetivo muy elusivo, y muchas de estas iniciativas siguen una trayectoria similar: un estallido de interés inicial y fugaz que gradualmente se desvanece, sin dejar un impacto duradero.

Cuando hablamos de compromiso, a menudo cometemos el error de pensar en los inicios de sesión y las tasas de finalización. Lo que deberíamos pensar es deseo y comportamiento. ¿Los usuarios disfrutan el proceso y adquieren nuevas habilidades gracias a él? ¿Valoran la capacitación lo suficiente como para hacer el esfuerzo? Si la respuesta es no, es posible que no les hayas dado la motivación que necesitan.
 

2 formas distintas de motivar

La motivación es el combustible que mantiene a tus usuarios involucrados con las capacitaciones. Si miramos un poco más de cerca, la motivación por lo general cae en 1 o 2 categorías: intrínseca y extrínseca.
 

Motivación Extrínseca

La motivación extrínseca implica hacer algo por recompensas externas, como dinero o elogios. Las personas con motivación extrínseca no están motivadas por la acción o el comportamiento en sí. Se enfocan en el resultado y lo que pueden obtener de la actividad. En términos de aprendizaje corporativo, los usuarios pueden no disfrutar el proceso de aprender cosas nuevas, pero la promesa de un aumento salarial los motiva a continuar.
 

Motivación Intrínseca

La motivación intrínseca describe el impulso de las recompensas internas, como el disfrute, la sensación de logro o la necesidad de satisfacer la curiosidad. Cuando estamos intrínsecamente motivados, buscamos completar una acción debido al efecto que tiene sobre nosotros internamente. Es el deseo genuino de la actividad en sí lo que nos mantiene activos, no la perspectiva de una recompensa. Cuando se trata de aprender, la motivación intrínseca tiende a tener más valor. Eso es natural: todos preferiríamos que nuestros usuarios disfruten el proceso de aprendizaje por sí mismo. Desafortunadamente, esto es mucho más complicado de lograr. Debido a que la motivación extrínseca es menos complicada, a menudo nos enfocamos en los beneficios tangibles para los usuarios. El peligro aquí es que esto puede tener un impacto negativo en la motivación intrínseca.

 

Motivación Intrínseca vs Extrínseca

En un experimento para evaluar la motivación, el psicólogo Edward Deci monitoreó a 24 estudiantes que jugaban un juego llamado Soma. Los estudiantes se dividieron en 2 grupos y en el transcurso de 3 sesiones, trabajaron para resolver acertijos. En la segunda sesión, al grupo de prueba se le pagó un dólar por cada acertijo que resolvieron, mientras que el grupo de control jugó sin recompensa monetaria.

Deci descubrió que, dada la oportunidad de tomarse un descanso, los participantes en el grupo de control continuarían felizmente resolviendo acertijos por pura diversión. Era una historia diferente para el grupo de prueba, que dejó de resolver acertijos tan pronto como no hubo más dinero para tener. El experimento pareció demostrar que agregar una recompensa extrínseca en realidad reducía la motivación intrínseca para continuar.
 

Motivación extrínseca en elearning

En las últimas dos décadas, la industria L&D ha tomado con mayor seriedad el tema de la participación de los usuarios, dado sus innegables beneficios. Esto ha resultado en una explosión de innovación por parte de los proveedores de tecnología de aprendizaje, introduciendo conceptos como la gamificación.

Hay varios estudios de casos que demuestran que la adición de mecánicas de juego (como insignias, niveles y tablas de clasificación) tiene un impacto positivo en el compromiso del usuario. Sin embargo, los críticos dicen que solo crea una motivación extrínseca, no intrínseca. Es decir, los alumnos completan la tarea simplemente para ganar una insignia, no para la satisfacción de obtener nuevos conocimientos y habilidades.

Estos críticos dicen que esto no puede sostener el compromiso a largo plazo, y de alguna manera, tienen razón. La gamificación puede ser un poderoso motivador, pero solo cuando se usa como parte de una estrategia de compromiso sólida.
 

Conectando la motivación extrínseca e intrínseca

Cuando una iniciativa de gamificación no consigue resultados, generalmente se debe a una razón: la mecánica del juego se ha agregado como una idea de último momento, sin considerar las necesidades de la organización y las de los usuarios. Las recompensas extrínsecas de insignias y puntos deben estar vinculadas a un beneficio intrínseco.

Necesitas tejer una narrativa que coloque al usuario en el centro de algo más grande que ellos. Este sentido de propósito debe derivarse directamente de la visión y los valores de la organización. Estos son los principios básicos que impulsaron al usuario a unirse a la organización en primer lugar. Como tal, es un terreno común que respalda tu cultura organizacional y debe formar la base de toda su iniciativa de capacitación.

Sin significado, la gamificación es poco más que una colección de insignias. Del mismo modo, las características de aprendizaje social solo producirán discusiones esporádicas si no hay un plan más amplio que las respalde. Inyectar significado asegura que la motivación extrínseca e intrínseca se complementen y trabajen en armonía para mantener el compromiso y fomentar el cambio de comportamiento.

Por ejemplo, un usuario no necesariamente compartirá su conocimiento solo porque puede obtener una insignia virtual. Si la plataforma de aprendizaje celebra estos comportamientos y enfatiza el impacto que el conocimiento de un individuo puede tener en toda la organización, los estudiantes asumirán la propiedad del programa de capacitación.
 

Para concluir

Hay innumerables formas de motivar a tus usuarios, ya sea de forma intrínseca o extrínseca. El aprendizaje no solo es inspirar motivación: necesitas una motivación sostenida. La clave es encontrar ese objetivo universal que vincule todo en su organización. Una vez que tenga eso, estará demasiado ocupado manteniéndose al día con tus usuarios para preguntarte si fue una motivación intrínseca o extrínseca lo que salvó el día.

Si deseas seguir conversando acerca de la motivación, o tienes alguna consulta, contáctanos aquí, o deja tu comentario debajo. 

Ignacio Hermández

Ignacio Hermández

Estratega de Marketing Digital

Ignacio es el responsable de marketing y comunicación en Kineo Latam. Es un apasionado del marketing digital, el diseño y la tecnología. Estudió Marketing & Publicidad en Argentina y tiene un Máster en Estrategias de Comunicaciones Digitales en la universidad Abat Oliva CEU en Barcelona, España.


Leave us your comments