Skip to main content

13

Jul 2017

Diseñando elearning más interactivo

Entradas de blog

Rodrigo Bolaños

Rodrigo Bolaños

Director General

¿Qué significa para tí el elearning interactivo? Tómate un momento para cerrar los ojos e imaginar. Seguramente no hayas visto un botón de SIGUIENTE cuando cerraste los ojos (y si lo hiciste, seguramente no los volviste a abrir luego). No se trata de clickear el botón SIGUIENTE, y luego clickearlo de nuevo. Se trata de lo que sucede en el medio. Tampoco se trata de una animación divertida con muchos efectos.

Bueno, ya sabemos de que no se trata, pero entonces, ¿de qué se trata?
 

Te compartiremos algunos tips para incluir más interacción en tus programas de elearning sin gastarte todo el presupuesto en programación y ejercicios complicados. Pero primero pensemos de qué se trata la interactividad.
 

Inter-acción, analicemos cómo está compuesta la palabra.

Definición de interacción: 2 cosas que trabajan juntas. En términos de humano-computadora esto significa que tu lo tocas y luego sucede algo. Hay una información de entrada y una de salida.  

También existe la interactividad en las comunicaciones entre personas. No hay nada más interactivo que un grupo de personas hablando, riendo, colaborando en un proyecto. Esta interacción social se encuentra en el corazón de nuestro mundo y es algo que muchas personas no tienen en cuenta en las experiencias de capacitación online.
 

Ten cuidado con los peligros del Click Click Blink Blink

Incluir interactividad gratuita para el bien de la interactividad, esto es lo que llamamos Click Click Blink Blink (CCBB). Es un camino seductor que los buenos diseñadores interactivos evitan.

El CCBB lleva a los usuarios a la fatiga, con demasiados clicks. Los desconcentra llevando su atención lejos de donde realmente tienen que hacer foco, generando que se distraigan con efectos decorativos. Hemos escrito una guia completa de cómo evitar el CCBB, sobrela cual puedes leer más aquí.

Nuestro tip básico para lograr una mejor interactividad: Impacta el cerebro de tu usuario y haz que medite. Haz que se ponga a pensar. Esto es mucho más poderoso que hacer click.

Aquí tienes algunas técnicas simples que puedes probar:

1. Sostén el espejo en alto: ver tu reflejo es algo bueno

Crea pausas en tu programa para que el usuario pueda detenerse y pensar. Esto puede ser una simple pantalla con texto y un gráfico que le pregunte al usuario: ¿Qué piensas de...?¿Cómo estás haciendo esto ahora...? ¿Cómo piensas que puedes mejorar en esta área?¿Cuánta confianza tienes en tus habilidades?

Provee una pantalla donde los participantes puedan escribir algunas palabras. Si se toman el tiempo para completar el ejercicio, genial. Si solo se detienen a mirar la pantalla y considerar las preguntas, bueno eso también es genial. Lo que has creado es un momento reflexivo en la acción, permitiendo al usuario internalizar el contenido e integrarlo en su propia forma de pensar.
 

2. Haz que sientan

Las experiencias emocionales pueden causar reacciones en nuestros cuerpos, cambios en nuestra respiración, en nuestra temperatura, y en nuestro humor. Si eso no es interactivo, entonces, ¿qué es?

Lograr que alguien se involucre mediante una emoción fuerte, una historia poderosa, una estadística alarmante o una pregunta provocativa crea puntos cognitivos en el usuario, permitiendo que el contenido llegue de forma más profunda a la mente del individuo.

Encuentra formas de contar esas historias poderosas. Haz que las personas se metan en la historia y también hazlos transpirar, si puedes.
 

3. Haz que actúen

Tiene sentido, no es inter-activo, si no logras que actúen. Si necesitas crear un ambiente inmersivo de rol playing interactivo piensa en formas en las que puedas lograr que la capacitación produzca  algo.

Deposita al usuario dentro de la acción para que pueda empezar a practicar sus habilidades en seguida. Los escenarios basados en objetivos son una forma simple de lograr esto, abre la experiencia con un desafío: “Eres el Project Manager de una petrolera...”. Dales algo de contexto e información y luego pregúntales qué deberían hacer. Hemos logrado esto exitosamente con pantallas de textos seguidas de preguntas con múltiple choice.

Otra idea podría ser: dejar que el usuario cree su propio plan de acción. A medida que los cursos progresen, haz que completen un formulario en pantalla, que descarguen y completen un documento Word, o simplemente haz que escriban sus acciones en una hoja. Al final del ejercicio, habrán listado los pasos que necesitan realizar. Por ejemplo, en un programa de ventas quizás podrían tener que identificar 3 leads para darles seguimiento la próxima semana.
 

4. Haz que se conecten

Incluso cuando estés creando un programa de capacitación basado en la computadora, no olvides esa conexión humano-humano que es tan necesaria. ¿Cómo puedes llevar tu programa más allá del elearning y conseguir esa interacción social verdadera?

Puede que quieras probar con construir una hoja de trabajo dentro del curso, que el usuario complete, imprima y luego comparta con su Manager. Intenta crear una pequeña encuesta al final del programa, para que el usuario pueda enviársela a su manager, generando un intercambio.  Encuentra formas de utilizar las herramientas sociales que tu empresa ya use (como Yammer o Jive) para destrabar tu contenido de la computadora y llevarlo a la realidad de las conversaciones humanas.
 

Entérate más…

Si quieres ver algunos ejemplos de capturas de pantallas de cursos que hemos creado, tomate el tiempo para mirar nuestros videos de webinar en el canal de Youtube de Kineo.
 

¡Ven e interactúa!

¿Qué estrategias o tips simples tienes para agregar más interacción efectiva en tus programas de elearning? ¡Ven, interactúa con nosotros! Comparte tus ideas en nuestra red profesional de Linkedin.

Para más información contáctanos aquí o deja tu comentario debajo.

Rodrigo Bolaños

Rodrigo Bolaños

Director General

Rodrigo es el fundador y director general de Kineo Latam y es responsable de la gestión general de la región. Es un apasionado del rendimiento empresarial, el diseño, el aprendizaje y la tecnología; ha tenido la oportunidad de trabajar en muchos países de América Latina. Rodrigo cuenta con más de 15 años de experiencia en funciones relacionadas con la planificación empresarial, la consultoría, el aprendizaje y la tecnología en compañías globales que brindan servicios de consultoría a empresas de Fortune 500 en todo el mundo.


Insights relacionados