Skip to main content

23

Nov 2017

Diseñando experiencias de incorporación que incrementen la retención de empleados

Entradas de blog

Josefina Maluf

Josefina Maluf

Consultora

Para muchas empresas, el objetivo más urgente a la hora de diseñar experiencias de incorporación es conseguir que las nuevas contrataciones se capaciten en su trabajo y en los procedimientos de la empresa lo más rápido posible para que puedan comenzar a trabajar. Desde la perspectiva del empleado, sin embargo, este enfoque puede no alinearse con lo que realmente necesitan y desean. Por supuesto, los nuevos empleados quieren aprender cómo hacer su trabajo y hacerlo bien. Pero también quieren sentirse bienvenidos y formar parte de un equipo, a la vez que esperan oportunidades de crecimiento. A medida que diseñamos experiencias de incorporación, es importante tener una visión holística de la experiencia del empleado, satisfaciendo las necesidades tanto de las organizaciones como del empleado.

Los desafíos durante la incorporación

Recuerda que incorporar a un nuevo empleado no es solo decirle lo que debe hacer, también se trata de validar que tomaron la decisión correcta. El período de incorporación de los empleados es el tiempo durante el que más evalúan a tu organización; Es un período crítico en el que muchos empleados deciden si van a quedarse a largo plazo o salir rápido. De hecho, muchos empleados (40%) que abandonan las empresas poco después de comenzar lo hacen dentro de los primeros seis meses, y un 16% restante en el primer año, lo que significa que es crucial que tus nuevos empleados reciban el apoyo adecuado, la motivación y la dirección durante los primeros meses para evitar altas tasas de rotación y aumentar la retención. Curiosamente, los objetivos del empleador y del empleado no se alinean necesariamente durante este período y al diseñar las experiencias de incorporación muchas de las cosas que son importantes para el empleado pueden pasar desapercibidas. 

Como dijimos, generalmente el empleador espera que su nuevo empleado se ponga al día y cumpla lo más rápido posible. Mientras tanto, el empleado busca aprender los procesos e información de su nuevo trabajo, formar vínculos con sus compañeros de trabajo o al menos saber quiénes son sus compañeros de equipo al final de la primera semana para así sentir que saben a quién acudir cuando tienen preguntas. Como puedes ver, uno de estos grupos se centra exclusivamente en los objetivos comerciales, mientras que el otro también está agregando algunas preocupaciones interpersonales. Por estas razones, es importante que cuando tu organización esté diseñando experiencias de incorporación, consideren ambos conjuntos de objetivos para crear un enfoque holístico que deje a los empleados con la sensación de haber obtenido el apoyo que necesitan, y al empleador sintiendo que la organización está en camino de gestionar un nuevo compañero de equipo exitoso.

Cómo alinear los objetivos del empleado y del empleador

Entonces, con dos objetivos separados, ¿cómo puede tu organización unir todo al diseñar experiencias de incorporación? Una forma es crear un portal de inducción que se pueda personalizar (hasta cierto punto) para cada nuevo empleado. Un portal ideal incluirá recursos de aprendizaje bajo demanda, brindará oportunidades para el intercambio de conocimiento y recursos tanto digitales como en persona, y proporcionará una vía estructurada que cree hitos mensurables para ser discutidos con los gerentes. Sin embargo, fuera del portal, debe haber un fuerte énfasis en la construcción de relaciones, ya sea asignando mentores o "amigos" durante las primeras semanas de la nueva transición, estableciendo controles de rutina, en persona, con colegas o alentando y adoptando diversas formas de aprendizaje social.

También es útil que el portal y/o los materiales estén disponibles para el empleado antes de su fecha de inicio, no para hacerles sentir que tienen que empezar a trabajar antes de estar oficialmente en su puesto laboral, sino que aprovechen la emoción que traen al unirse a una nueva compañía, mientras les permite comenzar a absorber información en su propio tiempo de una manera que se sienta menos presionado.  

¡Recuerda, no detengas el proceso de incorporación demasiado pronto! Muchas organizaciones siguen esa experiencia de incorporación a lo largo de todo el primer año, incorporando experiencias regulares de check in y capas para ayudar al empleado a aprovechar al máximo su primer año.


Si deseas continuar hablando acerca de cómo crear las mejores experiencias de inducción para tu organización, contáctanos aquí, o déjanos tu comentario debajo. 

Josefina Maluf

Josefina Maluf

Consultora

Josefina es consultora en Kineo Latam para Argentina y Brasil, con enfoque en aprendizaje, desarrollo y cambio cultural. Graduada de la carrera de Administración de Empresas y con entrenamiento en coaching estratégico, le apasiona descubrir y desarrollar el potencial de las personas.